..REFERENCIAS CRÍTICAS
Poesía


Heddy
Navarro


NOTA SOBRE HEDDY NAVARRO
Sara Rojo
/ Revista Extremos, N2 6, año 1V-y, 1989-1990, Concepción (Chile), Stony Brook (Nueva York), San Juan (Puerto Rico).
Heddy Navarro Harris nació en Puerto Montt (Sur de Chile) en 1944. Estudió allí gran parte de su educación básica y secundaria y posteriormente realizó estudios universitarios en la Universidad Austral de Chile, Valdivia, yen la Universidad de Chile en Santiago, donde recibió el título de Profesora de Estado en Artes, en 1967. Trabajó como docente desde 1968 a 1973 en el Liceo N98 de Niñas, de San Miguel (populosa comuna de Santiago); de 1972 a 1973, en el Departamento de Teoría del Arte de la Universidad de Chile; de 1973 a 1980 estuvo cesante por motivos políticos. Inició durante este período su trabajo literario, yen 1981 participa con los poetas Jaime Quezada y Floridor Pérez en un taller de la Sociedad de Escritores de Chile (SEd). Actualmente es profesora de Arte en el Colegio Francisco de Miranda, vinculándose activamente al quehacer literario chileno (congresos, recitales, talleres, etc). Ha publicado: Palabra de Mujer, en 1984; Ovulos, en 1986, Oda al macho, en 1987 y Poemas insurrectos, en 1988. Ha sido antologada por Juan Villegas, en 1985: Antología de la nueva poesía femenina chilena, y por Alejandra Basualto, Inge Corssen y Astrid Fugellie en La mujer en la poesía de los 80(1987). Ha obtenido el Primer Premio Poesía "Javiera Carrera" y el Tercer Premio Concurso AGECH (Asociación Gremial de Educadores de Chile), ambos en 1982. Es madre de 4 hijos y compañera del poeta Bruno Serrano, con quien realiza una fuerte actividad literaria (dirigen, por ejemplo, un taller de poesía adolescente de Ediciones Literatura Alternativa).
Su poesía se inserta en dos vertientes: la literatura nacida bajo el "silencio" que el régimen militar hubiese deseado instituir y la que se establece a partir de su "yo" femenino. La primera nace creando imágenes y formas nuevas que le permitan expresar connotativamente su dolor.
Las palabras así creadas requieren de un lector cómplice que juegue con ellas descifrando claves e ironías: el autor cifra su mensaje en un código que limita a sus posibles descifradores, de tal modo que los lectores deben estar en posición de interpretarlo. Perspectiva que implica la necesidad de un lector cómplice y la eficacia del poema subordinada a la participación de ese lector intencionado'

El discurso poético establece así un círculo hermenéutico donde el poeta escribe para un lector determinado y sólo desde allí abre una puerta hacia la universalidad. Heddy en el poema "Pan" genera una analogía de este orden:

Se liuda un pan sin nombre/desde la palma de la mano/ hasta la palma de otra mano/se avienta el trigo/desde la tinaja al horizonte/del horizonte a la tinaja/sube por el ojo la semilla! cae vuela! Se liuda un pan sin nombre2

Se está construyendo entre todos; pero nadie es responsable directo, el pronombre "se" así lo indica. Los verbos "caer", "volar" dan la dimensión desde la objetividad de la tinaja a la amplitud del horizonte: ¿Qué se construye? ¿Qué se amasa? El lector cómplice tiene la clave.
La segunda vertiente desea establecer un espacio propio. Es una voz femenina consciente de su realidad y que responde a ella de múltiples maneras. Observamos la ironía en algunos poemas: 1 Villegas, Juan. "Poesía chilena actual: censura y procedimientos poétiicos", Hlispamérica. U.S.A.:, 1983, p.l47.
2 Navarro, Heddy. Ovnlos, Chile: Tragaluz, 1986. p. 60.
150 Monólogo de la Hembra Tardía

Suelen ellos / tan peinaditosy amables/tan protectores y amantes/eructar en medio de una caricia! sacar un pañuelo de infancia/ y llorar en nuestro hombro / por el destete precoz! de la madre3.

En otros aparece la soledad existencial, la insatisfacción frente a la cotidianeidad femenina que ahoga, pero que, aun renegando de ella, es deterrninantemente propia:.

Hicimos el amor! una noche! y yo casi dormida! pensaba en el canasto! -si quedarían papas-/Ahora que las papas están! cocidas! y ni una sola quiere entrar! ami boca! te digo! podríamos haber comido! amor! toda la vida4.

También surge su dimensión de hembra vinculada a la naturaleza, al mar, al sur, a la tierra, al macho que inunda de semillas y genera la entrega:

con esta punta seca que dibuja! cangrejos blandos! y testículos que respiran! en el túnel que llega! me rindo a lo áspero de tu axila! a los géiser de tus dedos! que pirograban mis cráteres!y ataco hasta morir! inundada de peces.

Heddy a través de la poesía afirma su ser femenino en un espacio patriarcal donde la voz y la presencia de la mujer han sido tradicionalmente marginadas. Desde la cocina y el parto alza su voz para exigir reconocimiento histórico:

(...)/ Yo la parturienta! seguiré pariendo hombres para poblar! el mundo! a pesar de la bomba de Neutrones/y de las verdades absolutas6.

3 Ibid. p. 14.
4 Ibid. p. 31.
5 Navarro, Heddy. Oda al macho, Chile: Ergo sum, 1987. p. X.
6 Navarro, Heddy. Ovulos. Chile: Tragaluz,1986, p.lO
Comentarios críticos 151


Su última obra, recientemente aparecida, pareciera-ser una síntesis de las dos vertientes anteriores. Sin embargo, aquí el lenguaje se abre a imágenes más directas y la forma se organiza como una subversión a la norma establecida del poder. Juan Armando Epple plantea que la obra se da desde:

Una perspectiva creadora y una práctica que se hace cargo de los dilemas y requisitorias de la liberación socialy femenina contextualizando una identidad a la vez corporal e histórica, donde la mujer subvierte el rol tradicional que le ha sido asignado (...) y desde la desafiante desnudez de su sensibilidad y su capacidad de rearticulación lógica del mundo reivindica su olvidado rango de sujeto de la cotidianeidad íntima y colectiva del ser humano7.

Me parece que estas palabras apuntan o develan la raíz del discurso de Heddy Navarro.

La obra está dividida en tres partes: en la primera utiliza proclamas, informes, comunicados (formas propias del discurso del poder) para expresar su rebeldía al orden instituido en la calle y en la cama:

"lProclama 1": Me declaro ingobernable! y establezco mi propio gobierno! inicio un paro indefinido/y que el país reviente de basura! esperando mis escobas/ Soy mujer de flor en pecho! y hasta que desplomen los muros de esta cárcel! Me declaro! termita, abeja asesinay marabunta/y agárrense los pantalones/las faldas
ya están echadas.


7 Epple, Juan Armando. Prólogo a Navarro, Heddy. Poemas insurrectos.
Chile: Ediciones Literatura Alternativa, 1988.
8 Navarro, Heddy. Poemas insurrectos. Chile: Ediciones Literatura
Alternativa. p. 13.
152 Monólogo de la Hembra Tardía

En la segunda parte, "Hembra tardía", se patentiza una conciencia actuante, que establece su identidad, y en la tercera, "Perestroika", entre otras voces, aquélla de la dialéctica entre el ayer y el hoy:

Imagínate/ un Primero de mayo! La Gran avenida llena de pancartas! el monumento al Che delante del estrado! Fidel hablándonos y sobre tus hombros! mi hija Tania con pañales limpios! Imagínate sentir las balas del dos de abril! de mil novecientos y tanto! levantarnos sin heridas con la risa joven! de mayo del sesenta y ocho! Imagínate a Palestro autografiando! fotos de Gardel cada 24 de mayo! Imagínate ahora/este Primero de mayo! en que aprietas mis dedos fríos! y militares! sin ningún respeto! nos apuntan.

Es importante observar la reiteración de la palabra "imagínate", porque tiene invertido el sentido de una canción popular de Silvio Rodríguez. En esta última se le pide a la amada que imagine lo que no es; en tanto que en el poema la hablante solicita a su compañero que imagine en un instante la realidad toda, como si fuese posible quebrar el tiempo.

 

< REFERENCIAS>

Palabra de mujer | Ovulos | Oda al Macho | Poemas Insurrectos | Vírgenes Vacantes | Hembra Tardía | Sur | Duramadre
Contacto | Libro Visitas | Referencias Críticas | Index